Inbound marketing

El Inbound Marketing es una de las tendencias del momento en el universo del marketing. Y razones para ello no le faltan, ya que se ha revelado como uno de los sistemas más eficaces para hacer branding, dar visibilidad a las marcas en Internet, atraer a los clientes potenciales de un modo no agresivo, fidelizar a los usuarios y, en definitiva, crear un canal de captación propio para cada empresa.

Este nuevo concepto nació para dar respuesta a los cambios en el comportamiento de los consumidores, que ya ni son receptores pasivos ni están dispuestos a permitir las interrupciones publicitarias de los medios tradicionales. El inbound marketing nació para dar respuesta a esta nueva realidad en la que los clientes son los que se encuentran con las marcas en interactúan con ellas de forma consentida y sin interrupciones no deseadas.

En la práctica, el inbound marketing se compone de tres elementos esenciales:

  1. Marketing de contenidos. Por una parte, requiere de la creación de contenido interesante (y si es posible de calidad) para aquella audiencia internauta a la que se desea atraer, y que constituirá la base para llevar a cabo las acciones posteriores.
  2. SEO: Atracción de tráfico a nuestra página web o blog. En segundo lugar, el inbound marketing se compone de distintas tácticas de marketing online combinadas, que son las que terminan generando el efecto de atracción para captar a posteriori los datos personales de estos internautas. El uso combinado de distintas técnicas de Marketing para atraer tráfico hacia una página web se conoce como Marketing de Atracción.
  3. Social media marketing: Creación de una comunidad virtual de consumidores potenciales que nos permitirá optimizar la comunicación marca-clientes. Y la creación de canales donde mejorar el branding, la reputación online y la RSC.