Digitalización de empresas

Te ayudamos a crear una estrategia digital que te permita usar las nuevas tecnologías mejor que la competencia. Te explicamos en 10 pasos como aplicar una estrategia digital de éxito en tu compañía, para ser más competitivos en el futuro.

1. Sitúa a tu cliente o consumidor en el centro de tu estrategia. Conoce a fondo quién es tu cliente, qué le apasiona y dale contenidos e información de valor de manera atractiva. Debes ser transparente en tus comunicaciones, escuchar siempre y responder en tiempo real.

2. Implica a tus empleados e incorpora una cultura 2.0 en tu organización. Forma a tus directivos en innovación digital, en adquirir las habilidades digitales suficientes que les permitan experimentar en esta nueva economía. Forma, también, a todos tus empleados, ya que todas las áreas de las empresas están viendo como su entorno se está transformando; debemos crear e implementar líneas de actuación adecuadas para cada área y perfil de empleado. Es recomendable incorporar redes sociales corporativas para compartir conocimiento y profundizar en el sentido de pertenencia. Define quienes serán los portavoces y champions de tu compañía; serán los aliados en el despliegue de la estrategia digital. Y comparte los avances con ellos y todo el equipo.

3. Analiza en qué somos mejores y genera una propuesta de valor diferenciada y única. Es importante conocer nuestras capacidades e identificar cuál es nuestra aportación de valor y focalizar nuestro modelo de negocio en aquello en lo que realmente somos únicos.

4. Define e implementa una estrategia de Social Media orientada a crear vínculos emocionales con tus clientes. Identifica dónde está tu público objetivo, qué canales son relevantes para la estrategia y cuál debe ser el papel de las redes sociales dentro de tu estrategia digital.

5. Crea el sitio Web de tu marca desde el punto de vista del usuario y extiende su contenido a una red de soportes. Piensa siempre en la experiencia de uso de tu usuario. Extiende tus contenidos y los contenidos atractivos para tus usuarios en un blog, perfiles de redes sociales, un grupo en LinkedIn, microsites, apps... etc.

6. Define y controla los indicadores clave de medición de la web y de todas las acciones de marketing digital, social y móvil (KPI´s). No deberíamos iniciar ninguna acción digital sin definir los objetivos y los indicadores de medición como coste de adquisición, de conversión, indicadores de influencia... Es importante crear un cuadro de mando de los indicadores clave de la estrategia así como de los procesos de negocio digital.

7. Define e implanta una gestión de la escucha activa y de la reputación corporativa online.Tengas o no presencia activa en la red, se habla de tus marcas, productos, servicios e incluso de tus directivos. Debes monitorizar dónde hablan de nosotros, quién habla y qué hablan de nosotros y debes definir un protocolo de gestión de reputación así como de crisis. No dejes que otros actúen por ti.

8. Define e implanta una estrategia de gestión de relación con tus clientes (CRM social) y de la experiencia de tu cliente (CEM). Define contenido digital en los medios sociales para establecer conversaciones con tus usuarios potenciales e inicia una relación con ellos, la compra se realizará de manera espontánea. Define un plan de contacto con tus clientes, en qué medios y en qué momento y para qué quieres comunicarte con ellos. No olvides que el objetivo principal de tu gestión debe ser crear clientes promotores, aquellos que no solo son tus clientes sino que están dispuestos a recomendarte. Debes descubrir quiénes y cuántos clientes te recomiendan (promotores) y orientarte a ellos. Un cliente que recomienda supone un 81% más de valor para la empresa que un cliente pasivo.

9. Haz crecer tu negocio con una estrategia digital de captación, conversión y fidelización; integrando "lo físico" con "lo digital". Implementa un plan de marketing digital basado en un posicionamiento natural, priorizando que te encuentren. Despliega un plan de medios digital y móvil siempre alineado con tus objetivos que pueden ser de branding, de captación de tráfico, de leads o de ventas. Y no olvides integrar tus acciones tradicionales con las nuevas oportunidades que te aporta el mundo digital.

10. No dejes nunca de innovar. Crea procesos abiertos de innovación con tus empleados y tus clientes. Co-crea proactivamente e incorpora en tu proceso de I+D+I también a tus clientes.

Y no olvides nunca que debe empezar poco a poco, que el mejor mecanismo de aprendizaje es el de prueba y error. Y como muy bien indicó B.J.FoggSe aprende más sobre "ganar" cuando pierdes. Los ganadores no siempre ganan, pero siempre aprenden.

Bienvenido al mundo digital.