El influencer más pequeño del mundo

futuralia's picture

Imagen menores en redes sociales

¿Deberían prohibirse las fotos de bebes con uso comercial? El influencer más pequeño del mundo o un juguete al servicio de las marcas. 

El hijo de Chiara Ferragni, un ‘influencer’ de dos semanas de edad.

Leone, el bebé que ha tenido con el rapero italiano Fedez, ya es un modelo que muestra su estilo a diario en la cuenta de Instagram de su famosa madre

Según la web Menores en red en un artículo sobre la legislación de la imagen de menores en Internet La imagen es un dato personal, Los padres son los responsables legales de la imagen del niño.

Pero eso no implica que pueda hacer un uso indiscriminado de la imagen del menor. Obviamente un niño no es consciente de sus derechos en este tip de teemas y menos un bebé de 2 semanas. 

La imagen de una persona, sea adulto o menor, se considera un dato de carácter personal, puesto que permite identificar a una persona. Esto viene recogido en el artículo 3 de la LOPD, y por lo tanto se trata de un dato protegido por esta Ley y por las regulaciones que la desarrollan.

Además, la Ley Orgánica 1/1982 de Protección Civil del Derecho al Honor, a la Intimidad Personal y Familiar y a la Propia Imagen también establece que el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen es irrenunciable, inalienable e imprescriptible.

En el caso de los menores, corresponde a sus padres o tutores legales la función de velar por este derecho. Lo cual no quiere decir que el padre o la madre pueda autorizar indiscriminadamente el uso de la imagen del menor para cualquier cosa. Se trata de velar por este derecho, no de jugar con él. Recordemos que la Ley dice que es un derecho irrenunciable. De hecho el artículo 4 de la Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de protección jurídica del menor, de modificación del Código Civil y de la Ley de Enjuiciamiento Civil dice que incluso si consta el consentimiento del menor o de sus representantes legales, el menoscabo de su honra y reputación por la utilización de su imagen en medios de comunicación puede ser objeto de actuación del Ministerio Fiscal.

La ley de protección de datos en España establece que el derecho al honor, a la intimidad y a la propia imagen es irrenunciable y no prescribe y, en el caso de los menores, corresponde a los padres velar por él. Pero cuando un usuario se registra en Facebook acepta sus normas, que señalan que se otorga a la red social el derecho a utilizarlas mientras no sean eliminadas. No obstante, si, en el momento de eliminarlas, estas imágenes ya han sido utilizadas por terceros podrán seguir compartiéndose de forma indefinida.

Un artículo publicado por la Asociación de Internautas recomienda, entre otras cosas, limitar la difusión de imágenes de menores en Internet, respetar su intimidad, no publicar fotos sin ropa en ningún contexto y pensar que para compartir este material con las personas más cercanas es mejor el correo electrónico que las redes sociales.

Uno de los casos más asombrosos es el de una chica austriaca denunció a sus padres por subir a Facebook más de 500 fotos de su infancia sin su permiso, y estos se negaron a elimnarlas a pesar de su insistencia. Por lo cual ella reclamó 10.000€

El difuso límite de la privacidad que han generado las redes sociales da origen a situaciones como las que vive una joven que ha denunciado a sus padres por haber colgado medio millar de fotos de su infancia en Facebook y mantenerlas accesibles a pesar de sus constantes peticiones para que fueran retiradas.

Según recoge la revista austríaca Die Ganze Woche, una joven de 18 años de la región de Carintia (al sur del país), a la que da la publicación da el nombre ficticio de Anna Maier, se abrió una cuenta en Facebook al cumplir 14 años y descubrió horrorizada que sus padres habían estado documentando en la red social cada paso que había dado en su infancia sin pudor ni límites. Algunas de las imágenes la muestran desnuda en la cama de bebé, gateando por la alfombra o sentada en el orinal, lo que despierta sus temores que de que puedan caer en manos de desaprensivos. 

La joven, que ahora tiene 18 años, pidió en repetidas ocasiones a sus padres que retiraran las imágenes, a lo que estos se negaron con el argumento de que estas forman parte de sus recuerdos familiares. «Estoy cansada de que mis padres no me tomen serio», afirma.

Fragmento extraído de  La voz de Galicia 

Por la misma regla de tres, el hijo de Chiara Ferragni podría denunciar a su madre una vez cumpla la mayoría de edad, o reclamarle el dinero obtenido por la publicación de sus fotos. 

Veamos como se ha convertido el pequeño Leone en el influencer más pequeño del mundo. 

Tres de las imágenes de Leone, el primer hijo de Chiara Ferragni, que ha compartido su madre en Instagram.

Tres de las imágenes de Leone, el primer hijo de Chiara Ferragni, que ha compartido su madre en Instagram.

No se debe menospreciar el término influencer porque el negocio que se mueve alrededor de quienes ostentan este título es monumental y creciente. De eso sabe mucho la italiana Chiara Ferragni quien en 2017, con 30 años, se alzó con el privilegio de ser la bloguera e instagramer más influyente del mundo de la moda, según la revista Forbes.La top entre los reyes de esta forma de rentabilizar la propia imagen. Ferragni (Cremona, 1987) solo quería compartir sus fotos, y su exnovio —exconsejero delegado de su empresa— Riccardo Pozzoli necesitaba encontrar un proyecto de negocio para una asignatura. Así surgió The Blonde Salad, el primer blog de moda que logró rentabilizarse por sí mismo. Ahora mueve más de 9,5 millones de euros, da trabajo a 26 personas y tras él hay una línea de zapatos, un portal de comercio electrónico y rentables campañas publicitarias.

Chiara Ferragni dio a luz a su primer hijo con el rapero italiano Fedez el 19 de marzo, pero la emoción por su estreno como madre no le ha hecho olvidar que su fama está basada en hacer pública su vida casi al minuto. Por eso su bebé ya se ha convertido en una estrella de Instagram, un auténtico influencer de menos de dos semanas de edad.

 

Chiara Ferragni con su hijo Leone.Chiara Ferragni con su hijo Leone. INSTAGRAM

Leone, nombre que ha recibido en honor al Rey León (Re Leone, en italiano), el personaje de dibujo animado favorito de Ferragni, también reina en la cuenta que su mamá tiene en esta red social. El niño, que nació con algunas semanas de antelación, se encuentra perfectamente y su famosa madre se encarga de reflejarlo en cada una de las imágenes que comparte de su pequeño convertido en un auténtico modelo. Ferragni publicó la primera fotografía de Leone el mismo día de su nacimiento y enseguida le siguieron imágenes con comentarios con emoticono sonriente incluidos: “Mi persona favorita en la tierra, nuestro pequeño hombrecito #LeoncinoMio”, mientras lo acurrucaba vestido con un trajecito de rayas, con un montaje con gafas de sol y con otros modelitos variopintos. 12,4 millones de seguidores en Instagram esperan las publicaciones de Chiara Ferragni y ahora su bebé es otro más en la vida de esta mujer que ha encontrado en publicitar su vida la base de sus millonarios ingresos.

Fragmento extraído del artículo escrito por Maite Nieto, extraído de El País.

Juzgue usted mismo, quizás sea legal utilizar la imagen de su hijo de forma comercial para obtener ingresos extras, obviamente sin su consentimiento. Veremos que opina Leone, cuando cumpla la mayoría de edad. Igual está encantado de su madre o horrorizado.

¿Haría usted lo mismo con la imagen de su hijo?.................